jueves, 6 de agosto de 2009

Ciau Masino de Cesare Pavese


La manera de contar de Cesare Pavese (1908-1950), que interpreta alusivamente el mundo exterior desde una sensibilidad fundamentalmente lírica, y sus obsesiones intimas (la soledad intelectual y sentimental, la atrofia de la vida afectiva, la añoranza de la tierra natal o de paisajes exóticos nunca vistos, los recuerdos de una infancia mítica, la transformación del amor en desilusión y rutina) alcanzan en Ciau Masino una de sus más acabadas expresiones. La obra articula dos relatos en apariencia independientes y vinculados sólo por el dato de que sus protagonistas - un periodista abrumado por el medio que lo rodea y un corredor de coches de pruebas despedido de su trabajo - llevan idéntico nombre de pila, son de parecida edad y viven en Turin. Sin embargo, esa impresión inicial pronto se muestra como ilusoria: la técnica del contrapunto impide leer por separado las historias y hace imprescindible el paso alternante de una a otra narración, cuyas particularidades anecdóticas son trascendidas por una tercera voz intercalada en el texto y que se diferencia por el uso de la forma poética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario