lunes, 10 de agosto de 2009

La niña que perdi en el circo de Raquel Saguier




Con una prosa exquisita, Raquel Saguier nos pasea a lo largo de su infancia, recorriendo paisajes y personas de su Asunción familiar de entonces, y fundamentalmente del pueblo de San Bernardino. Pero va mucho más allá, nos plantea un dilema existencial de nuestro tiempo. A la imagen de una revolución, o a la monótona subsistencia de una familia de solteronas, se identifica su historia de mujer escindida, quebrada con la adolescencia. Ante la alternativa de vivir parcializada, de pedazos, la autora se rebela, y haciendo a un lado prejuicios y miedos, abriéndose paso ante calles cortadas, decide salir del rincón, de las tinieblas. Supera la escisión que la contenía en depósitos estancos y se recupera a sí misma, en sí misma niña. Ante la fatalidad de una existencia cercenada Raquel Saguier se encuentra en ella niña, al rechazo ciego antepone la armonía, descubre el amor, opta por la vida. Una obra más que recomendada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario