lunes, 4 de enero de 2010

El libro del Buen Amor Arcipreste de Hita


El libro del Buen Amor posee la gracia de lo heterogéneo, en su riqueza lingüística y formal, su vocabulario es de una gran belleza dentro de la literatura medieval de toda Europa. Tiene el mérito de conseguir unas construcciones personales jamás repetidas, como el diálogo con la mora, que responde en árabe... No faltan episodios eróticos muy vivos, como la seducción de Doña Endrina, en la que interviene don Melón de la Huerta, de gracia insuperable. Se ha llegado a escribir que el Libro del Buen Amor puede equipararse con El Arte de Amar de Ovidio, pero Menéndez Pelayo la considera la Comedia Humana de su época, lo que parece ser la interpretación más exacta.
Juan Ruíz, el Arcipreste de Hita, es posible que naciera en Alcalá de Henares en fecha ignorada. Se cree que falleció antes de 1351, debido a que en este tiempo Hita tenía ya otro arcipreste. Se supone que realizó sus estudios eclesiásticos en Toledo, donde llevó una vida poco monacal junto a judíos, musulmanes y cristianos. Pronto se dedicó más a componer versos en su papel de juglar que a los asuntos religiosos. Existe mucha confusión en cuanto a su biografía, pero queda plasmada su obra en los anales del tiempo como un clásico con mayúscula.
Lectura recomendada para los que buscan profundizar en la cultura de los clásicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario