viernes, 1 de junio de 2012

Todo por mi hija. Jacquelyn Mitchard

Arley Mowbray, una muchacha soñadora del sur de Tejas, le envia una carta a Dillon LeGrande, un hombre que le dobla la edad y está preso por robo. De la noche a la mañana, aquello que empezara como una simple apuesta hace que Arley se enamore incondicionalmente y termine por convertirse en la esposa de un delincuente y, más tarde, en la madre de su hija.
La muchacha arrastra sin proponérselo a otro ser humano al ojo del huracán, Annie Singer, abogada que trabaja como defensora pública, lleva una existencia organizada que sufre un profundo vuelco el día que Arley entra en su oficina y en su vida. Su participación emocional en el destino de Arley no tarda en superr los límites del asesoramiento legal, e incluso la amistad, y la convierte en lo más parecido a la madre amorosa que Arley nunca tuvo y en la fuerza que ha de interponerse entre la muchacha y la tormenta.
Entonces Dillon escapa de prisión - ¿para reclamar a su esposa y a su hija o para destruirlas? - y el escenario queda así preparado para un climax que obliga a sus protagonistas a arriesgar todo lo que aman.
Ningún otro escritor tiene una visión tan cruda y a la vez tan tierna de la naturaleza de los afectos familiares y los vínculos entre madres e hijas, tan llenos de coraje y de impotencia.TODO POR MI HIJA es una historia que parece superar los límites de la realidad, pero está hecha con la esencia de la vida misma, para que la leamos con el alma y la atesoremos con el corazón.


De para blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario