lunes, 5 de noviembre de 2012

Nada y así sea. Oriana Fallaci

Nada y así sea - las cuatro últimas palabras de una terrible plegaria nacida de la más profunda desesperación - recoge todo lo que Oriana Fallaci vio y escuchó durante su estancia en el Vietnam como corresponsal de guerra de su periódico, viviendo momentos terribles, como la alucinante ofensiva del Tet y el asedio de Saigón, trabando conocimientos con los hombres más conocidos, como el extraño y contradictorio general Cao Ky o el general Nguyen Ngoe Loan, el hombre más cruel de Saigón, a quien el mundo entero contempló a través de la televisión matando a un vietcong que tenía las manos atadas en la espalda.
Brutal, desesperado, desbordante de humanidad y autenticidad, este libro, escrito con piedad y  con rabia, es un acto de valor, una condena feroz y una invocación desgarradora para los hombres. Es, por otra parte, la obra más importante de su autora y en la que ésta nos enseña algo que ha aprendido arriesgando su vida: a amar la vida. A pesar de todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario