miércoles, 26 de diciembre de 2012

Un rastro del pasado. Laurie R. King

La vida personal y profesional de la detective Kate Martinelli es un caos absoluto: Lee ha decidido darse un tiempo para reflexionar sobre su relación y ha abandonado San Francisco dejándola; los colegas de Kate del Departamento de Homicidios parecen haberse puesto de acuerdo para hacerle el vacío, y, para colmo Jules Cameron, la nueva hijastra de Al Hawkin ha decidido elegirla para resolver la desaparición de un niño sin techo de quien solo conoce el sobrenombre: Dio.
Kate no se siente con ánimos de jugar a detectives con una niña, pero desde siempre ha sentido una especial simpatía por Jules, cuya precocidad salta a la vista. Así que, en parte, buscando algún entretenimiento que le ayude a sobrellevar el escape de Lee, y en parte deseando cumplir con las expectativas que ha creado en su joven amiga, emprende la búsqueda de Dio. Sin embargo, la aventura pronto desemboca en una investigación mucho más peligrosa. Y Kate ya no está en condiciones de garantizar a Jules que su amigo no haya sufrido algún daño, ni siquiera de garantizar que Jules no vaya  a ser la próxima víctima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario