viernes, 1 de febrero de 2013

Senderos. Liv Ullmann

La niña se transforma en adolescente, la adolescente se convierte en mujer, la mujer es una actriz: Liz Ullmann.
Pocas han alcanzado su perfección interpretativa, su talento para expresar mediante un simple gesto toda una gama compleja de emociones y sentimientos. Esa misma calidad consigue como escritora. En pocas frases es capaz de transmitir vivencias y anhelos muy íntimos.
La actriz es ante todo una mujer. Y por serlo ha tenido que luchar constantemente para ser considerada persona, ser autónomo, independiente de su relación con el hombre. No ha sido tarea fácil. Ya la enfermera que anunció su sexo de recién nacida a su madre manifestaba su pesar de que sólo fuera una niña. En una sociedad en la que los roles y estereotipos están determinados por una simple diferencia anatómica, Liv Ullmann busca su identidad verdadera, su razón de ser como mujer. Valiente y lúcida, se atreve a asumir la consecuencia de sus actos. Y este libro es la narración de sus transformaciones y luchas, de sus éxitos y fracasos, de sus amores y de su soledad.
Una autobiografía de colección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario